Angle Página principal de Librería Muscaria Librería
Muscaria
Libros de la Sección: Psicología Transpersonal Libros sobre
Psicología Transpersonal
Pagos: Reembolso, PayPal, Tarjeta crédito, Transferencia
España: gastos envío decrecientes (de 3,5 a 0 €)
España: Envíos por Correos o por Mensajería
Envíos a toda Europa y América
Ver la Cesta de la Compra
Ver
Cesta
Angle
La Locura lo Cura
Título:

La Locura lo Cura

Manifiesto psicoterapéutico
Autor:

Guillermo Borja

Contribuciones: Claudio Naranjo
Precio: 17,00 €
Temática: Psicología Transpersonal
Páginas: 192
Idioma: Castellano
Edición: Tapa blanda / 14 x 21 cm / 2015
Angle Angle
Disponible en stock
Precio: 17,00 euros
Cantidad:  Poner producto en la Cesta
(Puede quitarlo más tarde)
Angle Angle

Resumen: Reflexiones de un psicoterapeuta mexicano atípico: formado con Claudio Naranjo y Salvador Roquet, conocedor de los rituales de los indios huicholes y de María Sabina, Guillermo Borja (Memo para los amigos) se hizo 'famoso' por una experiencia que condujo en el detartamento psiquiátrico de una cárcel mexicana, donde logró devolver al 'ámbito de lo humano' a un grupo de pacientes deshauciados. En este libro expone sus reflexiones sobre su trabajo terapéutico. Prólogo y epílogo de Claudio Naranjo.
Angle Índice Índice Fragmento del libro Fragmento del libro Libros Relacionados Libros Relacionados Angle
  

Parte superior de la página  Contraportada

    Guillermo Borja nos invita a bailar con nuestros demonios en la certeza de que sólo sanamos cuando nos atrevemos a mirar de frente nuestra locura.

    Un psicoterapeuta de métodos atípicos es detenido por organizar ceremonias de inspiración indígena con plantas alucinógenas en el desierto mexicano. Recluido durante cuatro años, Guillermo Borja logra convertir su siniestro destino en un camino de autoconocimiento cuando la subdirectora de la cárcel le invita a hacerse cargo del pabellón de psiquiatría, donde 72 enfermos mentales recobrarán progresivamente la salud gracias a su original manera de concebir la terapia y la vida.

    Así nació La locura lo cura, un prodigioso manifiesto terapéutico humanista donde Borja nos ofrece las perlas de sabiduría que le ayudaron a gestar su inolvidable experiencia de transformación colectiva. Sus páginas combinan las técnicas gestálticas con el legado de sus maestros -psiquiatras insólitos, curanderas indígenas, chamanes huicholes- en un tratado sobre la salud y la felicidad que nos invita a recorrer sin miedo nuestro viaje a la conciencia.

Angle Parte superior de la página   Índice del Libro Angle
  • Agradecimientos
  • Prólogo (Claudio Naranjo)
       
  • La locura del loquero
  • ¿Lo cura su loquero?
  • Tabúes
  • Un toque de locura
  • Los ingredientes de la sopa
  • Notas de musicoterapia
  • Asomarse a lo somático
  • ¡Hágase, Señor, tu voluntad!
  • Epílogo
       
  • Memonio Memorias
  • Se aceptan pacientes -sólo a partir de homicidio- (Entrevista con Marie Arnaud y al terapeuta Cherif Chalakani)
  • Post scriptum, post vitam
  • Más recuerdos de Guillermo Borja (Claudio Naranjo)

Parte superior de la página  Fragmento del libro

    Chamanes, huicholes, diablos y locos para una entrevista inédita con Guillermo Borja

    En junio de 1995, cinco meses después de abandonar la cárcel de Almoloya, Guillermo Borja recibió en su casa de Tepoztlán a la cineasta francesa Marie Arnaud y al terapeuta Cherif Chalakani, con quienes habló de su experiencia carcelaria y de su trabajo en el pabellón psiquiátrico del penal. He aquí una transcripción de aquella conversación a la sombra de un árbol.

    MARIE: Tu experiencia con enfermos mentales en la cárcel ha sido muy especial. ..

    GUILLERMO: Este trabajo ha sido una experiencia única de cuatro años. Cuatro años, no por ser investigador, no por terapeuta, sino por ser un delincuente más, por ser igual que todos en la cárcel. No entré con la pretensión de abrir una clínica psiquiátrica; simplemente, tenía que sobrevivir en la jungla. Pero hombre, me he visto muchas veces en el espejo y no tengo cara de maleante.

    MA: No; tu cara inspira confianza.

    GB: ¡Qué bueno que me lo digas! Antes de llegar al penal, tenía muchas pretensiones de conocer al ser humano y todas esas tonterías y soberbia. Allí vi la otra cara de la vida. Para empezar, conocí el pánico. He vivido muchas experiencias con psicotrópicos: conozco infiernos de muchos tipos, pero todos ellos son infiernos mentales.

    MA: ¿Estabas en la cárcel por eso, por el uso de psicotrápicos?

    GB: Indirectamente, sí. La cárcel es un infierno real. Soy un hombre muy primitivo: el cerebro no me funciona muy bien y ahí adentro me sentí actuando como un animal, pues una cosa es ser instintivo y otra es ser agresivo o violento. Allí, las personas son muy instintivas, animalotes. A veces, también son un poco sanguinarios.

    MA: Una jungla.

    GB: La jungla, sí«. Pero una jungla donde la muerte de la sensibilidad es el pecado más grande. Es la muerte del amor. MA: En la cárcel hay que matar la sensibilidad para sobrevivir. ME: No solamente allí: esas personas han vivido en condiciones sociales muy severas. Vienen de familias con un padre homicida, una madre prostituta ... Con la educación que han recibido, no les quedaba otra, es normal.

    MA: ¿Cómo surgió la idea de trabajar en el pabellón psiquiátrico de la cárcel?

    GB: Fue una invitación de la subdirectora del penal, que estaba preocupada por el estado de los psicóticos que andaban recluidos en ese edificio: en nuestra sociedad, los niños, las mujeres y los locos estorban. Aquello era un manicomio del siglo XVI, con 72 psicóticos desnudos. En una celda individual dormían cuatro. Estaban llenos de piojos, de chinches, y como no tenían baños para hacer sus necesidades, se las hacían encima. Los psicóticos padecen regresiones en los esfínteres, como los niños cuando están en la época de la caca, así que pintaron todas las paredes de excremento. Los presos comunes los violaban, los golpeaban, los utilizaban... Además, estaban comptetsmeiuc desatendidos porque allí no se atrevía a entrar nadie, ni los custodios, ni el psiquiatra, ni los psicólogos ni las trabajadoras sociales.

    MA: ¿El pabellón era un recinto cerrado?

    GB: No, era un edificio abierto, al contacto con toda la población reclusa: ése era el problema. Andaban todo el día, los pobrecitos, deambulando por la cárcel, golpeados. Ese pabellón tenía la tasa de suicidios y de homicidios más alta de toda la prisión. Cuando vi aquello, me dije: »¡Esto es una locura! ¿Y ahora qué hago?«. Yo no sabía mucho de psicopatología y ese lugar era un horror, así que me senté lleno de pánico a la orillita de la entrada del edificio y entonces me llegó un pensamiento de esos que son santos: »Tú no vas a entrar aquí con miedo!«. »Pues sí -pensé-, como si fuera fácil quitarse el miedo frente a setenta locos hornicidas.« Pero la voz insistió: »Sacúdete el rniedo!«. Ni el padrenuestro ni los mantras me sirvieron de nada: el miedo siguió ahí. Pasé como un mes en este diálogo conmigo mismo, observando mi temor, hasta que un día el temor desapareció y entré.

    Lo primero que hice con los locos al entrar fue aseados, bañados y limpiado todo. Durante los primeros seis meses viví con la población general, pero después, al empezar el trabajo, me mudé al pabellón psiquiátrico. La subdirectora me apoyó mucho. Y así arrancó mi 'clínica'.

  

Angle Otros productos que pueden interesarle Dime con Quién Andas... y Sabré Quién Eres Angle
Los Tres Llamados del Alma (Jorge Llano) Los Tres Llamados del Alma. Primer llamado: al servicio  (Jorge Llano)  17,00 €

Meditación autobiográfica de un psicoterapeuta colombiano que aprendió de todos lados (desde la tradición yoruba, el curanderismo y el peyote a la gestalt de Naranjo), pero sobre todo de rendirse a la humildad y recuperar el propio camino en lugar de seguir los senderos de la manipulación y la fama. Este es un canto a la vida y un llamamiento a la fidelidad a uno mismo, a seguir avanzando por el camino que la vida le ha dispuesto.
Shivitti (Ta-Tzetnik) Shivitti. Una visión  (Ta-Tzetnik)  12,00 €

Valioso testimonio de una persona que sobrevivió a horror de Auschvitz, y que emprendió una serie de sesiones terapéuticas con LSD para integrar y superar sus recuerdos y pesadillas de su experiencia en el campo de concentración. Excelente exposición de un uso creativo de los psiquedélicos en terapia.
En la Tierra Mágica del Peyote (Fernando Benítez) En la Tierra Mágica del Peyote  (Fernando Benítez)  9,40 €

Completo y apasionado estudio sobre los huicholes, su peregrinación en busca del peyote, sus creencias religiosas, los rituales y los mitos relacionados con su cultura. Bien investigado y escrito con pasión. Este libro es un testimonio relevante del empleo de los enteógenos en un contexto religioso.
Los Hongos Alucinantes (Fernando Benítez) Los Hongos Alucinantes  (Fernando Benítez)  8,50 €

Relato trepidante, sincero y apasionante del encuentro de un renombrado antropólogo mexicano con María Sabina, la sabia de los hongos. En este libro se relata brevemente la historia de los hongos enteogénicos en México, pero sobretodo se exponen las veladas con hongos que el autor llevó a cabo bajo los buenos oficios de María Sabina.
Libros sobre Psicología Transpersonal
Libros sobre Psicología Transpersonal
Todas las Tematicas
Todas las
Temáticas
Ideas para Regalos
Página
Principal
Angle Angle
 
Angle Parte superior de la página Parte superior de la página Angle
Facebook Muscaria en Facebook Twitter Librería Muscaria en Twitter
Rapidez en los Envíos
Rapidez en
los Envíos
Contactar (teléfono y mensajes)   Teléfono: 935.319.553
Cómo Comprar / Gastos Envío / Formas Pago
Quienes Somos / Condiciones Generales
Página con todas las secciones
Todas las
Secciones
Angle Copyright © 2012-2017 Librería Muscaria Angle